Alquiler inverso

15 de Octubre de 2019 Nadia Águila Méndez

El alquiler inverso atañe a personas de la tercera edad que deciden ofrecer sus viviendas para costearse una residencia. En ese sentido, una empresa se ha dedicado a analizar diferentes fórmulas que rentabilicen las viviendas de personas de avanzada edad, a través de un método financiero que no implica perder la propiedad de la vivienda. En el post de hoy de Acción Inmobiliaria vamos a descubrir en qué consiste este nuevo método de financiación.

 ¿Cómo surgió la idea de este método financiación?

 Este nuevo método o sistema de financiación surgió en Barcelona en el año 2016. Un grupo de expertos en diversos sectores como residencias, empleados sociales, abogados y economistas intentaron buscar una solución a uno de los principales problemas que sufren muchas personas de la tercera edad. Existen personas mayores que no pueden costearse los servicios de asistencia que precisan.

De este modo, las primeras conclusiones que surgieron fueron: Los gastos de los cuidados de los ancianos son caros, ya que necesitan los servicios de profesionales y que las propuestas para solucionarlo hoy en día no bastan, ya que suelen derivar en la pérdida de la vivienda por parte de la familia

.¿En qué consiste una hipoteca a la inversa?

 En ese sentido, la propuesta que se planteó es igual que una hipoteca a la inversa, es decir, prestar dinero a una persona mayor en función del valor de la casa, con la salvedad de que no se tasa el valor de la vivienda y se pone de aval, sino que se estudia qué rentabilidad tiene ponerla en alquiler.

De tal forma, esta empresa pone por adelantado la cantidad que precise esa persona cada seis meses, por lo que no se llega a acumular una importante deuda de inicio, sino que ésta se va incrementando paulatinamente. En compensación, la empresa puede poner en régimen de alquiler su casa. En ese sentido, como la cantidad que demanda el anciano cada mes es mayor que el alquiler cobrado, la diferencia se va añadiendo al préstamo.

Una vez que esta persona ya no necesite más dinero, por el motivo que sea o porque haya fallecido, la empresa seguirá alquilando la casa hasta que haya satisfecho su deuda y cobrados los intereses, que en principio es del 5,7% de forma generalizada. Una vez que se hayan cobrado los importes correspondientes para satisfacer por completo el préstamo, el propietario o familiares podrán disponer de nuevo de su vivienda.

 

 ¿Qué opinan personas expertas como el portavoz de Facua?

 Los consejos del portavoz de Facua pasan principalmente por revisar de manera exhaustiva el contrato; para examinar con detenimiento las posibles consecuencias que conlleva que la vivienda no se alquile. Asimismo, averiguar qué tipo de comisiones presentan distintas situaciones como adelantar la cancelación del préstamo, cómo se puede actualizar el tipo de interés o si es obligatorio la contratación de ciertos servicios con determinadas compañías lo que puede ocasionar un encarecimiento de la operación.

En ese sentido, según el portavoz de Facua, no se trata de una mejor o peor opción, pero sí hay que tener en cuenta los riesgos, de modo que se pueda evaluar si este tipo de préstamos nos interesa o es mejor solicitar un préstamo tradicional y proceder a alquilar la vivienda de manera particular.

Por su parte, uno de los directivos de esta empresa sostiene que la meta que se han propuesto alcanzar este año es la de firmar 100 operaciones. De igual modo, comenta que esta cifra en un futuro próximo piensan multiplicarla por dos dígitos. No obstante, las cantidades que han facturado hasta este momento prefiere no comentarlas.