El precio de la vivienda de segunda mano parece que inicia su descenso

18 de Febrero de 2020 Nadia Águila Méndez

En el post anterior de Grupo Acción inmobiliaria, El precio de la vivienda usada frena las subidas en 2019 pero no se prevé que vaya a bajar en 2020, analizábamos en qué situación se encontraba el precio de la vivienda de segunda mano. Según las voces y previsiones de los expertos no parecía que pudiera darse una bajada de los precios, aunque habría que estudiar puntos clave como la demanda y la zona. Pues bien, un mes después, y según los estudios realizados recientemente, parece que esta situación ha cambiado radicalmente. En el post de hoy de Grupo Acción Inmobiliaria vamos a tratar, nuevamente, como se encuentra en estos momentos el precio de la vivienda de segunda mano.

¿Qué ocurre con el mercado inmobiliario de segunda mano?

El mercado inmobiliario de segunda mano se mantiene prácticamente congelado dese hace tres meses. Según la Federación Nacional de Asociaciones Inmobiliarias (FAI) se ha producido una bajada interanual del 7,7% en la adquisición de viviendas de segunda mano en el tramo final del pasado año. Esta situación ha hecho reaccionar a los propietarios de manera inmediata.

El pasado año se cerró con un abajada anual de los precios del 1,3%. Este hecho ponía fin a 38 meses consecutivos de subidas interanuales, según los informes de Fotocasa que lleva analizando la oferta en España durante 15 años. La caída interanual del precio en el último mes del pasado año rompía esta tendencia, al caer los precios por vez primera en cuatro años, concretamente desde octubre del año 2015.


¿Cómo han reaccionado los propietarios ante esta situación?

Esta bajada inicial de las ventas ha producido una situación de recelo y cierta cautela entre los propietarios interesados en la venta de su vivienda. La experiencia vivida la década anterior se respira en el ambiente y los propietarios no han hecho esperar su reacción. Es preferible bajar algo el precio en estos momentos que no encontrarse ante la tesitura de tener que hacerlo de manera considerable en un futuro próximo.

Los propietarios comienzan a pensar de manera práctica al percatarse de los límites económicos de los compradores, así como de la dura competencia actual con la vivienda nueva y las viviendas rehabilitadas. En tal contexto, según los expertos de Century21 España, también han cedido a las negociaciones: Entre la oferta y la clausura de la negociación han fijado una media del 14% de descuento el pasado año.

¿Qué opinan los expertos al respecto?

Según informes recientes de Fotocasa se estima que el valor medio de las viviendas de segunda mano ha descendido en cinco comunidades autónomas. Los propietarios de Cataluña han sido los pioneros en adaptar los nuevos precios. Tras las subidas de años anteriores el sector ha caído en un 5%; la caída más fuerte de todas las comunidades. De igual modo, los propietarios de Asturias, Galicia, Castillas León y Castilla la Mancha han seguido sus pasos.

No obstante, si se examinan detalladamente las regiones españolas, observamos que el valor de las propiedades ha descendido en un total de 26 ciudades. En ese aspecto, tenemos el caso de Granada que ha caído un 5,4%, A Coruña un 4,4% y Lleida un 3,9%. Asimismo, Madrid vio como caían sus precios en diciembre un 1% y Barcelona un 5,9%, por lo que las principales provincias del país se unieron a esta tendencia de precios a la baja.

¿Por qué se ha llegado a esta situación?

Esta situación se ha forzado presumiblemente por varias razones. En primer lugar, el incremento en el precio de manera continuada desde el año 2015, alcanzando un crecimiento de dos dígitos en ciertas regiones ha sido abusivo. Por otro lado, tenemos una seguridad jurídica insuficiente ante las recientes normativas y conceptos de análisis de riesgos de los morosos tras la aparición de la nueva ley de crédito hipotecario.

Por último, tal y como señalan desde la Federación Nacional de Asociaciones Inmobiliarias, no debemos pasar por alto la reciente normativa de alquiler, que, al ofrecer mínimas garantías a los dueños, ha originado un descenso en la adquisición de las viviendas. Este descenso podría oscilar entre un 5 y un 10 % e incluso incrementarse en caso de que el Gobierno implante el límite de los precios del alquiler.