Las empresas buscan nueva casa y preparan la mudanza de miles de empleados

4 de Junio de 2019 Nadia Águila Méndez

La desaparición de la clásica oficina ha forzado a diversas empresas a localizar con presteza nuevos campamentos base aptos para combatir al variable mercado laboral. Ciertas empresas ya han legalizado el contrato de arrendamiento del que será su nuevo domicilio social la próxima década. Entre estas empresas se encuentra ING. Esta compañía de origen holandés ha efectuado uno de los movimientos de mayor envergadura, a consecuencia de la cantidad de superficie arrendada en las últimas décadas. En el post de hoy de la Inmobiliaria en Madrid, Grupo acción inmobiliaria vamos a tratar la mudanza orquestada por la multinacional holandesa y el cambio de rumbo originado por la era digital.

¿Qué ha motivado este cambio de ubicación?

La multinacional ING tiene fijada la fecha de traslado a su nuevo domicilio a comienzos del año 2020. Esta compañía dejará la que ha sido su sede en Las Rozas los últimos años para asentarse en el edificio Helios ubicado en el Campo de las Naciones pegado a la autopista M-40. Esta nueva localización consta de 35.000 metros cuadrados que albergan en su interior dos construcciones similares de seis plantas cada una.

La edificación, pendiente de finalizar su levantamiento, pertenece al fondo americano Blackstone, que lo cederá a la entidad bancaria en verano. La mudanza no se debe únicamente al incremento de personal, que ha visto duplicada su plantilla los últimos años hasta alcanzar los 1200 trabajadores divididos en cuatro edificios. Esta compañía llevaba operando en el municipio madrileño de Las Rozas los últimos 25 años. Comenzó a detectar problemas para atraer talento debido a su localización. De este modo, desde las altas esferas se consideró el traslado como una medida para contratar a los mejores profesionales del sector.

 

¿En qué situación se encuentra el mercado de oficinas?

 Las empresas han modificado su política interna. La flexibilidad y la eficacia se han convertido en factores fundamentales para poder competir en la era digital. Las nuevas instalaciones son el reclamo perfecto para poder contratar y retener a personal experto y altamente cualificado; reclamo que las antiguas oficinas no poseían.

Este cambio queda reflejado en el renacido mercado de oficinas. En los tres primeros meses de este 2019 se han arrendado aproximadamente 290.000 metros cuadrados en Madrid y Barcelona. Estas cifras suponen un 55% más en relación a los últimos tres meses del año 2018. En Barcelona, concretamente, se ha contratado 152.300 metros, un 65% más que el año 2018 en estas mismas fechas. Aunque el mayor número de estas transacciones corresponden a espacios inferiores a 500 metros cuadrados, la nueva tendencia es la de contratar espacios superiores en la última década.

¿Qué otras empresas han considerado el cambio de ubicación?

Entre estas empresas se encuentra Cellnex Telecom. Esta compañía ha firmado un contrato con Iberdrola Inmobiliaria para arrendar 8.500 metros cuadros en Torre Llevant, en el conjunto de instalaciones BcnFira Distric, que se halla ubicado en la entrada del innovador recinto de la Fira de Barcelona. Hará la mudanza de sus oficinas al finalizar el años 2021. Esta transacción pone en evidencia la relevancia del pre-arrendamiento en construcciones sin finalizar: si durante el ejercicio del 2018 este tipo de movimientos alcanzó el 21% del total, solo el primer trimestre de este año ha llegado a alcanzar el 43%, según el estudio realizado por CBRE.

Asimismo, otras compañías como MásMóvil, Deloitte, Capgemini, Cetelem o TravelPerk han decidido cambiar de aires. De igual modo, Acciona se estaría planteando el traslado de sus instalaciones al edificio de reciente adquisición, propiedad del banco Santander y utilizado por Banesto en los últimos años. Este complejo de oficinas se halla situado en la calle Mesena, en el distrito norte de la capital madrileña. Está compuesto por siete edificios y comprende 104.000 metros cuadrados.